7 julio, 2016 Lex (Javier Sanz)

El niño de Somosierra – Hipótesis

Lex (Javier Sanz)
¡Sígueme!

Lex (Javier Sanz)

Criminólogo. Interesado en delincuencia social, especializándome en ciberseguridad y cibercriminología.
Desarrollador (webmaster) de www.laescenadelcrimen.com
¡Sígueme por twitter y hablamos! @jsanz_ledc
Lex (Javier Sanz)
¡Sígueme!

Un caso nada desconocido: Juan Pedro Martínez Gómez ( “El niño de Somosierra” ), un niño de 10 años, y sus padres, sufrieron un accidente con el camión cisterna repleto de ácido en que viajaban por Somosierra, tras realizar 12 extrañas paradas y unos extraños y bruscos acelerones. Los padres murieron en el acto, pero el cuerpo del menor nunca ha sido encontrado. Busquemos teorías….

EL CASO DE JUAN PEDRO MARTÍNEZ GÓMEZ, EL NIÑO DE SOMOSIERRA

Han pasado 30 años y aún no se ha resuelto el caso. De hecho, se considera una de las desapariciones más extrañas a nivel Europeo.

Si alguien aún no conoce el caso, lo explicamos brevemente:

En junio de 1986, Andrés Martínez (padre), Carmen Gómez (madre) y Juan Pedro Martínez Gómez (hijo) circulan con su camión. Un camión cargado con más de 25.000 litros de ácido sulfúrico que debían de llevar a Bilbao. La presencia del hijo en el camión responde aparentemente a un “premio” por sus buenas notas, regalándole así un viaje hacia el norte para recorrer el País Vasco.

Sin embargo, de madrugada, tras varias paradas registradas en el tacómetro, llegando a realizar hasta 12 paradas en menos de 15 km, el camión sufre un accidente en la N-1 de Guadarrama. Un accidente brutal en el que la Guardia Civil encuentra al llegar al matrimonio ya fallecido y con parte de ácido sulfúrico en sus cuerpos. Sin embargo, aunque se encuentran pertenencias infantiles, no hay rastro del niño…

Tiempo después se descubre que el camión llevaba en su interior heroína.

Esta es la información que tenemos. Se sabe además a ciencia cierta que, al menos inicialmente, el niño iba en el camión. Por otra parte se tiene otro dato de testigos del accidente que afirmaron que tras el mismo, se acercó una furgoneta blanca de la que bajaron 2 individuos (en este punto existen muchas versiones de si eran uno o dos, de si llevaban bata o no…) que “cargaron un bulto en la furgoneta” y desaparecieron. Especial precaución con este dato de testigos a la hora de poner en práctica su veracidad. Nos centraremos en el testimonio de que fueron 2 personas quienes bajaron y recogieron un bulto pues es el testimonio recogido por uno de los Guardias Civiles en 1987, pero insisto, a título personal, que nunca debemos de aceptar ciegamente la veracidad de un testimonio.

HIPÓTESIS:

  • El niño quedó disuelto en ácido sulfúrico:
    Imposible. Incluso aunque hubiese quedado cubierto del mismo, se necesitaría un mínimo de 1 día completo para producir la descomposición. Teniendo en cuenta que tardaron minutos en llegar al lugar del accidente, tendría que haber restos del cuerpo.
    Esto no es inventado: La Academia Americana de Ciencias Forenses (Pág 171 y siguientes del siguiente enlace: Click aquí [PDF]) explica cómo realizaron experimentos científicos sumergiendo totalmente carne de cerdo (la más empleada científicamente como sustituto de la carne humana) y comprobando que el tiempo de destrucción de músculo, cartílago, etc ronda las 24 horas, y llega a tardar hasta 48h en hacer desaparecer totalmente los huesos. Por tanto, teoría descartada.

 

  • El niño salió despedido en el accidente quedando oculto entre arbustos o cayendo por colinas o similar:
    Tras el accidente, toda la zona fue peinada por una gran cantidad de fuerzas policiales y voluntarios. Sería imposible no haber encontrado nada.

 

  • El niño no estaba en el camión en ningún momento:
    Descartado, teniendo en cuenta que empezaron la marcha en una gasolinera donde múltiples testigos y pruebas aseguran que los 3 estaban juntos. En todo caso no he conseguido una fuente OFICIAL y FIABLE que informe de que realmente vieron salir de la gasolinera a los 3 miembros ya en el interior del camión (aunque se puede leer dicha información en páginas de dudosa fiabilidad).

 

  • El niño se escapó:
    Partiendo de la base de que los 3 se encontraban juntos en la gasolinera, si un niño de 10 años escapa de alli, en primer lugar, alguien lo vería, y en segundo lugar, los padres no le buscarían subidos en el camión. Y aún suponiendo que fuese así, no explicaría la velocidad tomada (hasta 140km/h) en algunos tramos.

 

  • El accidente se produjo. Los pasajeros del vehículo blanco ven el accidente, bajan, y recogen al niño.
    Estudiemos esta posibilidad: Supongamos que recogen al niño para llevarle al hospital. De camino al hospital, el niño muere y para evitar problemas se deshacen del cadáver. En cierto modo, podría tener sentido. Pero… ¿por qué no avisaron a las autoridades sobre el accidente y así pedir ayuda? ¿Realmente tiene sentido en un accidente así llevarse al niño dejando así a los padres? ¿Tiene sentido no avisar a nadie? Ante un accidente, reaccionas rápidamente recogiendo a un niño metiéndolo en tu vehículo?

 

  • El niño fue secuestrado:
    Tal vez esta sea la teoría que más defiendo personalmente. Pero… ¿cómo pudo ser el secuestro?. Analicemos posibilidades. Pero analicemos estas posibilidades con una idea en la cabeza que además es oficial: En el camión se encontró heroína. 2 ideas en mente: Secuestro de un niño, y heroína en el camión. Posibilidades de secuestro:

 

  • Secuestrado en la gasolinera:
    En un descuido, el niño es secuestrado introduciéndole en un coche. Los padres suben al camión para perseguir el vehículo. Esto explicaría que hubiese diferentes frenazos y acelerones en la propia persecución, incluyendo la alta velocidad (hasta 140km/h) que hiciese perder el control del camión. Queda aquí por tanto la duda de la presencia del vehículo blanco recogiendo un bulto, y deberíamos de conocer los datos reales del tacógrafo, pues no es lo mismo diferentes frenadas (para no embestir al coche en el que se encuentra su hijo) que la parada total del vehículo. Sabiendo que el camión se para totalmente al menos en una ocasión más de 30 segundos, hacen que esta teoría pierda validez.

 

  • Un vehículo diferente persigue y ataca al camión:
    El camión es perseguido por otro vehículo/s  (¿motivos? Recordad que se encontró droga dentro). Los acelerones pueden responder a la huida del presunto atacante. Las paradas pueden responder al bloqueo del camión por parte del vehículo al ponerse frente a él y obligarle a frenar. Posibilidades:

    • En una de dichas paradas, la de más de 30 segundos, los atacantes bajan y secuestran al niño. Acto seguido el camión acelera persiguiendo al vehículo en donde se encuentra su hijo, a velocidades tan altas que pierden el control del camión y fallecen. De todas las teorías que presento, ésta es la que más me convence a título personal pues es donde más validez encuentro en el argumento.
    • El vehículo ataca al camión hasta provocar su accidente. En el accidente, el vehículo atacante se acerca, recoge al niño (el “bulto” que presuntamente vieron los testigos) y lo secuestran. Teoría posible, si bien en un accidente de tal magnitud con tan alta posibilidad de muerte, el secuestro del niño para posibles chantajes, coacciones, etc no tendría mucho sentido, menos aún habiendo en este asunto droga de por medio. Además, se explica que la cabina queda totalmente aplastada, lo que me dificulta enormemente pensar que el pequeño se encontraba en el camión en el momento del accidente, pues de ningún modo podría haber sobrevivido.

El papel de la droga ( heroína ) en este caso

Podemos complicar todas estas hipótesis mucho más. Sinceramente, a la hora de “complicarme”, personalmente pienso en el entorno del narcotráfico. Mil posibilidades. Si viajamos 30 años atrás y comprobamos el funcionamiento del narcotráfico en España (te animo a hacerlo en hemerotecas digitales en el intervalo 1980-1990) y la cantidad de droga (especialmente cocaína y heroína) y de jefes del narcotráfico situados en España en esos años realizando inversiones millonarias, podemos analizar todas las posibilidades relacionadas, o bien con la coacción (en este caso la obligación de realizar un envío de droga bajo la amenaza de hacer daño a su hijo, o a cambio de liberarle del secuestro si esto significase que en la parada se “intercambia” al niño por la droga), o bien con asuntos relacionados con ajustes de cuentas. Me intereso más por la coacción, tratándose además de un puerto, zonas que por lo general hasta hace años fueron conflictivas y por tanto vigiladas con todo tipo de controles policiales, me inclino totalmente hacia la posibilidad de ese intercambio “niño-droga” en el que, tras llevar el camión la droga a un determinado punto, se entregaría de vuelta al pequeño. La forma de justificar ese vehículo que recoge “un bulto” podría ser otra parte del golpe. Me refiero, por poner un ejemplo, a la posibilidad de que el vehículo que llevaba al pequeño fuese por delante del camión, que este acelerase para no perderlo, y que por detrás del camión, a determinada distancia, se encontrase otro vehículo también relacionado con el narcotráfico, que al presenciar el accidente fueran los encargados de recoger “un bulto”, concretamente la carga de droga que se pretendía enviar. Esta hipótesis recogería todos los elementos del caso.

Menciono brevemente que un profesor de autoescuela contó un año después que una ciega iraní se metió en su local para preguntarle por la embajada de Estados Unidos para pedir asilo. La ciega era guiada por un niño con acento algo andaluz, un acento demasiado bueno para ser un niño iraní recién llegado a España…  muy pocos días después aseguró que dicho niño era el pequeño Juan Pedro. De ser así, significaría que el pequeño sigue vivo. Bien con una nueva identidad, bien con una nueva vida, o bien como víctima del tráfico humano, de narcotráfico o similar…

Aun así, sigue siendo un misterio sin resolver en el que cualquier tipo de idea puede aportar información. Me interesa mucho saber tu opinión, abajo en los comentarios… ¿cuál es tu hipótesis? ¿qué crees que pudo suceder?

 

 

¡Comparte el artículo!
,

Lex (Javier Sanz)

Criminólogo. Interesado en delincuencia social, especializándome en ciberseguridad y cibercriminología. Desarrollador (webmaster) de www.laescenadelcrimen.com ¡Sígueme por twitter y hablamos! @jsanz_ledc


El niño de Somosierra – Hipótesis

por Lex (Javier Sanz) Tiempo de lectura: 7 min