27 septiembre, 2016 Tina B. Lopez

Desaparición de Gloria Martinez Ruiz – Hipótesis

Tina B. Lopez

Licenciada en Ciencias de la Salud.
Grado criminología.
Especialista toxicología forense y delitos contra la salud pública. Estudio de criminal profiling. Estudio comportamiento delictivo y psicopatías.
Aficionada a la cultura y novela negra.
Detective privado.
, Desaparición de Gloria Martinez Ruiz – Hipótesis, La Escena del Crimen

Gloria Martinez Ruiz, de 17 años, desapareció de la clínica en la que fue ingresada el mismo día del ingreso. La versión publicada dice que Gloria saltó un muro de 2 metros y escapó. Una chica de 17 años, en plena noche, con graves problemas de visión, y una peligrosa mezcla de fármacos en su organismo que apenas podría tenerla en pie, ¿puede escapar tan fácilmente… y no ser encontrada jamás?

EL ENIGMA DE GLORIA MARTINEZ RUIZ

Gloria Martínez Ruiz tenía 17 años y cursaba COU cuando pide a sus padres que la lleven a la consulta de la Doctora Soler una vez más.

Llevaba tiempo encontrándose mal y la Doctora Soler la llevaba tratando desde hacía unos meses por problemas relativos a la edad y un trastorno alimentario, además de ansiedad en algunos momentos y episodios de insomnios derivados de lo anterior.

Pero esa semana Gloria llevaba varios días sin dormir por lo que estaba especialmente nerviosa y agotada así que ella misma solicita ir a la clínica donde trabajaba la doctora que además era parte integrante de la sociedad que llevaba dicha clínica, ZOPITO s.a.l.

EL INGRESO

En la consulta, se hace una valoración del estado de Gloria y la doctora cree necesario el internamiento en ese mismo momento, sin dar tregua a ir a casa y citarla para otro día a fin de preparar un ingreso programado.

Los padres, sorprendidos, que no entienden en un principio la inminente decisión, se niegan a ello ya que la doctora les indica que Gloria necesita una cura de reposo y sueño y éstos piensan que en su casa se puede realizar perfectamente bajo su tutela.

La Doctora Soler les indica que si no se siguen sus instrucciones de dejar ingresada a la niña para someterla a lo que ella denominó una “cura de sueño”, que dejará de tratarla, a lo que los padres no tienen más remedio que acceder pese a sus dudas.

Como bien relatarán ellos mismos en entrevistas posteriores, les queda una sensación extraña en el cuerpo como si de una premonición se tratase, sintiendo que algo malo va a suceder a su hija.

EL TRATAMIENTO

Gloria estaba siendo tratada por estos problemas descritos. Llevaba ya casi un año luchando contra lo que le pasaba y para ello la Doctora Soler le había prescrito una terapia farmacológica basada en neurolépticos y antipsicóticos conjuntos, algo que los padres no llegaban bien a entender y se preocupaban por una hija que según su testimonio no estaba acostumbrada a tomar medicación, ni tan siquiera para un resfriado, y temían por cómo iba a soportar esto su organismo. De hecho, los padres en todo momento han manifestado que su hija se comportaba como una adolescente normal, exceptuando ciertos momentos de ansiedad y problemas alimentarios que le impedían un descanso normal.

La Doctora Soler empieza a tratar a Gloria y ésta a mejorar. El tratamiento consistía en un principio en charlas terapéuticas de la paciente Gloria con la Doctora Soler e incluso le llegó a recomendar que acudiese a terapia de grupo pero la Gloria no se atrevió porque no quería contar sus intimidades delante de más gente.

Por motivos desconocidos, Gloria no acababa de estar bien por lo que la Doctora Soler le pauta una medicación: Sinogan, Haloperidol y Largactil.

MEDICAMENTOS PRESCRITOS

¿Pero qué son realmente estos medicamentos?

, Desaparición de Gloria Martinez Ruiz – Hipótesis, La Escena del Crimen

⦁ SINOGAN

El principio activo de Sinogan es la levomepromazina, un fármaco antipsicótico que pertenece al grupo de medicamentos denominados fenotiazinas, dotado de propiedades sedantes, reductor de la ansiedad, con gran capacidad para combatir el dolor e importante poder inductor del sueño.

Siempre bajo la prescripción de un facultativo, este medicamento está indicado para el tratamiento de:

– Estados de ansiedad (de cualquier origen).
– Estados de agitación y excitación psicomotriz.
– Estados depresivos.
– Psicosis agudas y crónicas.
– Trastornos del sueño.
– Dolores graves.

Este medicamento en concreto puede prolongar el intervalo QT (producir cambios en su electrocardiograma) y no se debe usar asociado con los siguientes fármacos:
· Antiarrítmicos (medicamentos para el ritmo de su corazón): quinidina, procainamida, amiodarona, mibefradil.
· Antibióticos: eritromicina, cotrimoxazol, trimetropim-sulfametoxazol, azitromicina, ketoconazol, pentamidina.
· Fármacos que actúan sobre la motilidad gastrointestinal: cisapride. ·Antihistamínicos (medicamentos para la alergia): terfenadina, astemizol.
· Hipolipemiantes (medicamentos para disminuir sus niveles de colesterol): probucol.
· Otros agentes psicotrópicos (medicamentos que mejoran su estado psicológico): antidepresivos tricíclicos y tetracíclicos, haloperidol y otras fenotiazinas.
· Otros medicamentos: organofosforados y vasopresina.

No se deben tomar bebidas alcohólicas durante el tratamiento con Sinogan ya que el efecto del alcohol potencia la sedación.
En el caso de una sobredosificación se puede manifestar síndrome parkinsoniano gravísimo e incluso coma. Aunque no existe un antídoto específico, en caso de intoxicación aguda se recomienda tratamiento de los síntomas y administración de fármacos restauradores de la actividad cardiaca por vía intravenosa.

Como reacciones adversas entre otras destacan en el caso que nos concierne:

Trastornos psiquiátricos como indiferencia, reacciones de ansiedad y cambios del estado de ánimo.

Trastornos cardíacos: muy raramente, usted puede tener predisposición a la aparición de alteraciones del ritmo cardiaco. Existen casos de muerte súbita asociada a alteraciones cardíacas o sin explicación aparente en pacientes que reciben este tipo de medicamentos (Indicar que Gloria era hipotensa).

Trastornos del sistema nervioso: puede aparecer sedación o somnolencia, sobre todo al inicio del tratamiento, disminución de la tensión arterial al incorporarse, sequedad de boca, retención de la orina y problemas de acomodación ocular, síndrome neuroléptico maligno (rigidez muscular, aumento de la temperatura corporal y alteraciones del sistema nervioso), discinesias precoces (incoordinación o dificultad de movimientos, caracterizada por contracción de los músculos del cuello, del ojo, de la boca,…) o tardías, síndrome extrapiramidal (ausencia o disminución de movimiento, necesidad de moverse constantemente, contracción muscular, excitación motora).

⦁ HALOPERIDOL

Haloperidol es el principio activo y se usa como neuroléptico en:

– Delirios y alucinaciones en: o esquizofrenia aguda y crónica o paranoia o confusión aguda, alcoholismo (síndrome de Korsakoff)
– Delirio hipocondríaco
– Trastornos de la personalidad: paranoide, esquizoide, esquizotípica, antisocial, límite y otras personalidades En el tratamiento de la agitación psicomotriz en:
– Manía, demencia, retraso mental, alcoholismo
– Trastornos de la personalidad: obsesivo-compulsiva, paranoide, histriónica y otras personalidades
– Agitación, agresividad y conductas de evitación en pacientes geriátricos (muy usado en residencias de ancianos para tranquilizar).
– Trastornos de la conducta y del carácter en niños
– Movimientos coreicos
– Hipo persistente
– Tics, tartamudeo y síntomas del síndrome de Gilles de la Tourette y coreas relacionadas.

En anestesiología:
– Premedicación y mezclas anestésicas.

Como antiemético en:
Náuseas y vómitos de diversa etiología.

Haloperidol es el medicamento de elección cuando los medicamentos clásicos para el tratamiento de las náuseas y los vómitos no son suficientemente efectivos.

Puede presentar efectos cardiovasculares entre los que destacan aumento de prolongación del QT y/o arritmias ventriculares, además de raros casos de muerte súbita con el uso de haloperidol. Estas reacciones adversas pueden ocurrir con mayor frecuencia cuando se emplean dosis elevadas en pacientes predispuestos.

Se han notificado casos aislados de taquicardia e hipotensión en pacientes en tratamiento con haloperidol (Gloria era hipotensa).

Síndrome neuroléptico maligno: el uso de haloperidol se ha asociado con la aparición de síndrome neuroléptico maligno, una respuesta idiosincrásica rara caracterizada por hipertermia, rigidez muscular generalizada, inestabilidad autonómica y alteración de la conciencia que comparten todos neurolépticos.

La hipertermia es frecuentemente un signo temprano de este síndrome. Se deberá suspender inmediatamente el tratamiento antipsicótico e instaurar una terapia de soporte adecuada, así como realizar una monitorización cuidadosa (había en la clínica aparatos de monitorización? Lo dudo al no tratarse de una clínica psiquiátrica de internamiento).

Como con todos los agentes antipsicóticos, haloperidol no debe usarse aisladamente cuando la depresión sea predominante. Puede combinarse con antidepresivos para tratar aquellas alteraciones en las que coexisten psicosis y depresión ( no se ha manifestado la prescripción de antidepresivo alguno).

⦁ LARGACTIL

Se trata del principio activo clorpromazina indicada en:

Estados de agitación psicomotriz: psicosis agudas, crisis maniacas, accesos delirantes, síndromes confusionales, procesos psicogeriátricos, etc.
Procesos psicóticos: esquizofrenia, síndromes delirantes crónicos.
Curas de sueño (¿para la cura de sueño no hubiese bastado este?)

Se ha de someter al paciente tratado a un análisis completo de sangre. Se deberá interrumpir el tratamiento si se observa cualquier cambio importante (hiperleucocitosis, granulocitopenia) en este recuento.

Síndrome neuroléptico maligno: En el caso de hipertermia inexplicable se interrumpirá el tratamiento ya que puede ser uno de los síntomas del síndrome maligno descrito con el tratamiento con neurolépticos, cuyas manifestaciones clínicas incluyen palidez, rigidez, hipertermia y trastornos vegetativos. Signos de inestabilidad autonómica, tales como hiperhidrosis y presión arterial irregular, pueden preceder al inicio de la hipertermia y pueden constituir signos premonitorios de este síndrome. Mientras que este efecto relacionado con los neurolépticos puede ser de origen idiosincrático, ciertos factores de riesgo tales como la deshidratación y daño cerebral parecerían indicar una predisposición.

Los neurolépticos fenotiazínicos pueden potenciar la prolongación del intervalo QT que incrementa el riesgo de comienzo de arritmias ventriculares serias de tipo torsades de pointes, hecho que es potencialmente fatal (muerte súbita).

UNA CLINICA PECULIAR

La clínica estaba enfocada desde que abrió a atender a personas con alto poder adquisitivo y tratarlas de ciertos problemas. Estaba catalogada como clínica de reposo y NO como centro de internamiento psiquiátrico. Bien situada cerca del mar y con buenas instalaciones se preveía un buen funcionamiento muy lucrativo al estilo Incosol. Los socios invirtieron mucho capital en este proyecto aunque el desarrollo de la clínica no fue como se estimaba y estaban en pérdidas. Se puede leer en algunos sitios que se contaba supuestamente con socios capitalistas de los que no hay constancia (veáse Lara Palleter).

Se cobraban unas 45.000 pesetas por día de ingreso y tratamiento aunque con el padre de Gloria se hizo una excepción y se le rebajaron 10.000 pesetas para que dejase a su hija ingresada.

La metodología de la clínica se basaba en la Psicoterapia Dinámica Breve, que es un método de psicoanálisis breve y en un principio, según los puristas, sin medicación.

Los padres han manifestado en todo momento que no se les explicó que estos medicamentos eran neurolépticos y antipsicóticos y confiaron en administrar la medicación.

La clínica era un lugar emblemático con la población más cercana a 4 kilómetros (Altea) y rodeada de bosque frondoso; en definitiva lo que es un “templo” de descanso y reposo.

, Desaparición de Gloria Martinez Ruiz – Hipótesis, La Escena del Crimen

Hay distintos testimonios que parecen confirmar que el personal de la clínica no era todo lo idóneo que debía ser ya que contaba (presuntamente) con auxiliares poco cualificados, un matrimonio búlgaro, dos personas en cocina, la doctora y poco más.

A pesar de no contar con los permisos adecuados para realizar sus funciones como centro psiquiátrico de internamiento, se procede a ingresarla el mismo día en que sus padres consultan a la doctora.

El día de la desaparición de la niña, GLORIA ERA LA ÚNICA PACIENTE EN EL CENTRO EN ESE MOMENTO.

, Desaparición de Gloria Martinez Ruiz – Hipótesis, La Escena del Crimen

EPISODIOS RAROS Y CONTROVERSIA

La Doctora Soler comentó algo que le había sucedido a Gloria la semana anterior: quería salir a una discoteca y salió con sus amigos. Entró en trance mientras bailaba y perdió la noción de tiempo y realidad, escapándose de la discoteca. Aparentemente los padres interponen una denuncia para encontrar a su hija, que finalmente es trasladada a su domicilio por la policía local.
En cambio los padres manifiestan una versión totalmente distinta y es que su hija se sentía agobiada y decidió salir con sus amigos. Le administraron tal y como les indicó la doctora, parte de la medicación que se le había pautado (antes de ir a una discoteca) y le indicaron que no consumiese ningún tipo de bebida alcohólica ni excitante. Los padres llevaron a Gloria hasta la puerta de la discoteca. Gloria al salir va a tomar el autobús y se equivoca, ya que no se encontraba bien. Los padres hablan con la policía local pero no interponen ninguna denuncia. No entienden lo que dice la Doctora Soler, que da a entender un supuesto brote psicótico.

La duda razonable cabe cuando no sabemos con exactitud cual era la patología de Gloria pero desde luego si se trataba de un trastorno alimentario con ansiedad, ese tratamiento no era lo más adecuado para la menor.
Nunca sabremos si realmente y tal y como ha indicado en numerosas ocasiones la Doctora Soler, Gloria padecía  un trastorno límite de la personalidad o “borderline”.

UNA NOCHE ACIAGA

Gloria finalmente se queda ese mismo día 29 de octubre de 1992 en la clínica, con lo puesto desde por la mañana. A partir de ahí hemos tenido que interpretar los testimonios que han dado los trabajadores de la clínica y la propia Doctora Soler y podemos hacer la siguiente reconstrucción:

Leer hipótesis y conclusiones (página 2)

¡Comparte el artículo!


Contacta con nosotros

Envíanos un email a
[email protected]
o rellena el siguiente formulario:





Desaparición de Gloria Martinez Ruiz – Hipótesis

por Tina B. Lopez Tiempo de lectura: 23 min