24 junio, 2017 Lex (Javier Sanz)

La influencia de los medios de comunicación en la idea de la criminalidad

Lex (Javier Sanz)
¡Sígueme!

Lex (Javier Sanz)

Criminólogo. Interesado en delincuencia social, especializándome en ciberseguridad y cibercriminología.
Desarrollador (webmaster) de www.laescenadelcrimen.com
¡Sígueme por twitter y hablamos! @jsanz_ledc
Lex (Javier Sanz)
¡Sígueme!

La idea de la criminalidad existente en un país que cualquier persona puede crear mentalmente depende tanto de su propia experiencia como de la información recibida por los medios de comunicación. Esto hace que las noticias difundidas por los medios de comunicación se conviertan en la fuente principal de información sobre la criminalidad de la sociedad. Sin embargo, los medios de comunicación pueden ofrecer una visión distorsionada de la realidad delictiva. ¿Cómo puede afectarnos esto?

La influencia de los medios de comunicación en la idea de criminalidad

Los medios de comunicación ejercen una influencia que repercute en el día a día de las personas ya que, como se ha explicado, la mayoría de las personas se dejan influenciar por los medios de comunicación, haciendo que la visión que tienen sobre la criminalidad en su ciudad, país, o en general en el mundo se construya según lo que ofrecen los medios. Esa creación de la realidad a través de la información o desinformación generada puede ser modificada tanto por motivos políticos (silenciando lo que no interesa y exagerando lo que beneficia), por manipulación en busca de morbo y miedo (exagerando las noticias más crueles para generar medio y buscar la atención del público), como por creencias socioculturales (vinculando razas o estratos sociales a las ideas más negativas). Esto último está muy relacionado con los procesos de estigmatización: Los medios de comunicación “ayudan” a crear la diferencia entre “personas buenas” y “criminales”, mostrando directa o indirectamente una serie de estereotipos hacia los criminales que deben de ser “apartados de la sociedad” o deben de ser evitados por ser “diferentes”, “criminales”, etc.

 

Todo esto, unido a la habitual falta de información, ofreciendo imágenes de que “los malos” son horribles, no pueden cambiar, y merecen la cárcel o la muerte, no ayudan a que la sociedad pueda entender la realidad social que les rodea, el verdadero funcionamiento de la justicia, y los valores reales de criminalidad (que aun siendo de libre consulta en los anuarios de estadística en donde se ofrece la cifra oficial de criminalidad, no suele hablarse de la misma en los medios de comunicación, salvo si sirve para informar de que “todo va peor”).

Algunos ejemplos

Algún ejemplo: España tiene un ratio de 0,6-0,7 asesinatos por cada 100.000 habitantes (frente a por ejemplo países como Venezuela con 54 por cada 100.000 habitantes, en Brasil 26 por cada 100.000, etc.) Sin embargo, eso no lo escucharemos en medios de comunicación. La tasa de violencia de género en España es de las más bajas de Europa, y el aumento de la cifra oficial de denuncias se debe en mayor parte al éxito de campañas de concienciación que animan a que mujeres que no denunciaban ahora denuncien, sin embargo, esto tampoco suele aparecer en los medios de comunicación (salvo para informar de que la cifra aumenta, sin explicar que eso no significa que haya más casos, sino más denuncias).

Sobre este último dato, la televisión se considera el medio de comunicación con mayor difusión entre los distintos estratos sociodemográficos de la sociedad. Teniendo en cuenta entonces la importancia de la televisión como medio capaz de llegar a todos los sectores de la sociedad (con independencia de razas, nivel de educación, nivel socioeconómico, etc, lo que ayuda a llegar tanto a la población general para sensibilizarla, como a mujeres maltratadas para alentarlas a actuar) se convierte en el canal principal de comunicación para conseguir llegar al máximo número de personas a través de los medios de comunicación. Según el V Informe Anual del Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer, disponible aquí [ACCEDER] – el 88,4% de la muestra opina que “los medios de comunicación son el canal de información fundamental sobre la violencia de género” – El 85% considera que la televisión es el modo más efectivo para luchar contra la violencia de género. Este tema será tratado más adelante en otra entrada en la web.

Contamos con muchos más ejemplos en diferentes campos en los que se busca crear miedo e inseguridad. En mi caso como integrante del proyecto experimental “Cibermenores Seguros” [ACCEDE para más información] en donde trabajo de forma directa con menores en centros escolares y con cifras oficiales relativas al ciberbullying, compruebo que aun siendo un delito con un riesgo importante, los casos de ciberbullying grave son mínimos. De hecho, un estudio científico y empírico realizado por Abel González  y Pedro Campoy a través del análisis de más de 1.600 encuestas informa de que los casos graves de bullying y ciberbullying no llegan al 1% del total de casos denunciados. Sin embargo, ¿qué titulares encontramos? Exageraciones en periódicos nacionales en donde llegan a decir que en torno a un 40% de menores han sufrido o sufren ciberbullying.

Los medios de comunicación y el Miedo al Delito

Del mismo modo, encontraremos siempre noticias de sucesos relacionados con homicidios o asesinatos (si no conoces la diferencia, lo hablamos en esta entrada [ACCEDER]), y apenas encontraremos noticias de robos, lo que crea una realidad social totalmente distorsionada (los delitos que estadísticamente más se producen en España, con diferencia, son hurtos y robos particulares y sustracción de vehículos, siendo los homicidios y asesinatos los delitos que presentan índices más bajos, contrariamente a lo que muchos ciudadanos puedan creer por lo ofrecido en los medios.

Siempre encontraremos titulares del estilo “Madrid: la ciudad con más homicidios y asesinatos de España”, o “otra nueva víctima mortal en manos de su pareja” (con los detalles más escabrosos e innecesarios), que alimentarán el miedo en la sociedad, sin llegar a saber la realidad tal cual. Por supuesto es necesario conocer estos casos, pero también debe de ser necesario mostrar las dos caras de la moneda, y no solo la que vende sin importar el miedo y la estigmatización que se produce (Además de recordar que, las cifras oficiales de delincuencia están disponibles en Internet a través de diferentes webs oficiales, como por ejemplo el Portal Estadístico de Criminalidad que podéis encontrar aquí, [ACCEDER], siendo estos los valores oficiales de la delincuencia conocida a través de nuestras instituciones judiciales y policiales).

Por último, debemos de tener en cuenta que la cifra real de la criminalidad no es exactamente la cifra oficial publicada en las webs oficiales, ya que estas páginas recogen los datos de crímenes denunciados, sin incluir lógicamente los delitos que no han sido denunciados por no ser descubiertos (estafas, delitos difusos como los delitos de cuello blanco de los que hablamos aquí [ACCEDER], etc) o por no haber querido denunciarlos (por miedo o similar). Las encuestas de victimización (encuestas realizadas a víctimas) y auto-informes (a delincuentes) muestran parte de esa cifra oculta, por lo que es la unión de la cifra oficial con la cifra obtenida en encuestas de victimización la que más acerca las cifras reales de criminalidad. Sea como sea, desde luego, las cifras oficiales (policiales, judiciales, etc. publicadas en las webs gubernamentales) siempre serán mucho más fiables que las cifras o datos que se ofrecen en determinados medios de comunicación.

Ni las cosas no son blancas o negras, ni los medios de comunicación tienen la verdad absoluta. Detrás de una manipulación informativa lo peor no es el interés que se esconde (político o económico), sino las consecuencias sociales que pueden generar a través del miedo generado.

Si queréis saber más…

Si os resulta interesante la influencia de los medios de comunicación en la sociedad, y todo lo relativo al miedo al delito, podéis consultar el siguiente artículo de Crimina.  [ACCEDER]

(Imagen de web Crimina)

Actualización:

Acabo de publicar un ejemplo de manipulación informativa para buscar el morbo en la noticia, con un doble resultado: Hundir la reputación de una persona y difundir la idea de un deficiente sistema judicial español. Puedes leerlo aquí: [ACCEDER]

¡Comparte el artículo!

Lex (Javier Sanz)

Criminólogo. Interesado en delincuencia social, especializándome en ciberseguridad y cibercriminología. Desarrollador (webmaster) de www.laescenadelcrimen.com ¡Sígueme por twitter y hablamos! @jsanz_ledc


La influencia de los medios de comunicación en la idea de l…

por Lex (Javier Sanz) Tiempo de lectura: 6 min